X

BLOG

SOS Vida Marina

Para el uso sostenible de los océanos.

Ha llegado a nuestras manos un informe publicado por The World Ocean Review el año pasado.

Se nos recuerda la necesidad de utilizar de manera responsable los recursos que nos ofrece el océano (por ejemplo, la población de peces), permitiendo la regeneración completa de estos recursos antes de agotarlos.

A los recursos procedentes de los ecosistemas se les denomina capital natural o servicios ecosistémicos, si nos referimos al medio marino, hablamos de:

  • Servicio de abastecimiento: El mar nos proporciona peces para nuestra alimentación y vías navegables para la comunicación.
  • Servicio de apoyo: Este es primario, se dice que la vida comienza en el océano, a través de la fotosíntesis, se acumula biomasa de fitoplancton, el alimento de los peces.
  • Servicio de regulación: a través de los procesos biológicos, físicos y químicos, el mar absorbe parte del dióxido de carbono que enviamos a la atmosfera.
  • Servicios culturales: no solo hablamos del turismo, nos referimos a toda la cultura tradicional relacionada con la vida marina.

Todos estos servicios, hoy en día peligran debido a la sobreexplotación, a la contaminación y al cambio climático.

Según las naciones unidas, más de 2800 millones de personas, se concentran viviendo en ciudades costeras. Esto constituye un uso intensivo de los recursos y que puede traer como consecuencia la EUTROFIZACION

filtros para beber y de ducha

aguas muertas

(el exceso de nitrógeno y fosforo en el medio marino, provoca un crecimiento desmedido del número de alga, lo que agota el oxígeno del agua, esto conlleva la perdida de vida en el agua, sin oxígeno no hay peces, y el agua pierde calidad)

Para evitar el crecimiento de este problema, habría que evaluar el estado actual de cada uno de estos hábitats, de esta forma se tomarían las medidas necesarias en cada caso. Una vez más, la desidia de las instituciones implicadas, algunos intereses creados y la corrupción,  impide la coordinación de estrategias de actuación.

Ha de ser la Organización Marítima Internacional quien imponga límites a las emisiones de gases de los buques y la caza comercial de las ballenas.

Debemos de ser nosotros, la población, quienes ejerzamos presión para lograr un cambio normativo y la coordinación entre la conservación del medio y sus distintos usos.

Tags: